- Voto en blanco computable = Vaciar escaños -

Bipartidismo, ¡no gracias! Rómpelo con el voto en blanco computable

Fecha de Publicación Escrito por MCxVBC

 

 

Bipartidismo es, por definición, un sistema de partidos políticos que favorece la aparición de dos coaliciones políticas, aparentemente antagónicas en el espectro político, para generar una exclusión o una discriminación de minorías políticas y, en el caso español, de incluso mayorías, sucediendo en todas las consultas electorales que uno de ellos alcanza el gobierno de la nación y el otro ocupa el segundo lugar en la porción de Poder, pasando a ser la oposición oficial al gobierno. 

Y lo de que aparentemente son antagónicas es importante porque el lazo que muestran los dos grandes partidos políticos mayoritarios en nuestro país no parece bien definido y para muchos ciudadanos, afortunadamente para cada día más, las relaciones que mantienen PP y PSOE son de una intimidad extrema.


En lo referido a importantes asuntos políticos, se puede comprobar como van de la mano PP y PSOE en los acuerdos que toman o que nunca tomarán, en materias que afectan a la ciudadanía de una manera directa y con una vital relevancia para así poder mantener su hegemonía partitocrática. Pueden verse Reformas Constitucionales, Reformas laborales y de las pensiones, Reformas en la Ley Electoral para hacerla más partidista y cerrada a la ciudadanía, rechazo conjunto a mejorar la indiscriminada Ley Hipotecaria, no mejorar la Iniciativa Legislativa Popular para que tenga más validez, hacer oídos sordos a la corrupción, etc, etc, etc y etc. Pero ante los medios de comunicación parecen presentar un odio mutuo abrumador, de pésimo teatro entre un grupo político y otro. Algo así como el “rollo sado” de Pinpinela, que bien sabemos que eran hermanos.

 

¿Entonces qué pasa? ¿Los españoles somos gilipollas y por eso disfrutan del Poder y se lo turnan? A la vista está que hay cierta fidelidad por parte de muchos hacia un partido político en concreto y en gran diferencia están PP y PSOE. Algo así como un “hasta que la muerte nos separe”. A todos esos les decimos que existe el divorcio desde hace años y que las parejas destructivas sólo acaban provocando daños. ¡Divorciensé! Hay vida más allá. Y dentro de este grueso de población, nunca vamos a poder pedir matrimonio con el voto en blanco computable, ni le echarán si quiera el ojo a otro pretendiente porque su vida depende de esas factorías llamadas PP-PSOE y, por ende, partitocracia que opinan que la Democracia sólo son sus gerifaltes con sus 40 lacayos viviendo en sus pirámides.

 

A los dos amantes mayoritarios les encanta eso de privatizar, pero no entendemos por qué no lo aplican en sus propias maquinarias. ¿Por qué siguen utilizando el dinero público? Porque así pueden alimentar con sus brazos de raices ilimitadas a todos aquellos que viven del mamoneo (luego, curiosamente, llaman a los funcionarios “mamones”) para que cuando llegue la jornada electoral tengan claro a quien votar para no perder el jornal. Y que quede claro que desde aquí no estamos opinando que los partidos sean símplemente de carácter privado, ahí no entramos, pero todo esto nos lleva a, como dice un compañero “en blanco”, un bipartidismo ilustrado.

Estamos jodidos los que estamos hartos... ¿Entonces por culpa de fans lobotomizados y corruptos tenemos que estar condenados de por vida? La verdad es que no son tantos como parecen. ¡¡¡Pero si entre PP y PSOE diponen de 296 escaños de los 350 y el PSOE pasaba por sus horas más bajas!!! Ahí es donde entra nuestro perverso sistema electoral que es su eterno blindaje. Entre los dos grandes grupos no suman el 50% del apoyo del electorado, pesando a tener una ocupación de la cámara del 85%. Las palabras de uno de los constructores del sistema son, “El sistema electoral español es infinitamente más original de lo que parece a primera vista, y es bastante maquiavélico" (Leer artículo de Jorge Urdánoz).

Jorge Urdánoz Ganuza es un filósofo político que también opina que los escaños vacíos podrían ser la primera piedra para cambiar este perverso sistema. No sabemos si nos lee, pero le estamos agradecidos de su apoyo y de su trabajo.

De vez en cuando aparecen con fuerza formaciones políticas “salva patrias” que sorprendiendo a todos aquellos que hemos trabajado en un partido, aunque sea herramienta instrumental, nos vemos anodadados con la fuerza que emergen de la nada en los medios de comunicación y en nuestras vidas cotidianas. Duden de inicio es nuestro consejo y si no creen en los escaños vacíos, “compren” sus promesas con exquisito rigor y exíjanlas, aunque ya el Sr. Rajoy y sus predecesores nos han enseñado como hacer mutis por el foro cuando se llega al Poder. Pero a todos esos que luchan por salvar la patria les decimos que el camino quizá no sea el adecuado porque están dividiendo más a la sociedad crítica y a los hechos nos referimos.


¿Entonces qué podemos hacer para no estar condenados al bipartidismo? ¿Nos quedamos en casa sentados viendo un partido de fútbol? ¿Y si apostamos entre todos por una tercera fuerza política? La tercera, la cuarta.... fuerzas políticas del país vienen, a nuestro juicio, pisando los mismos caminos que sus predecesores. Algo así como “que todo cambie para que todo siga igual”. Cuando ellos también tuvieron sus affaires con los bancos, cajas, con los consejeros de manipulación en los medios de televisión y con cambios restrictivos en nuestras leyes. Pero no nos apetece profundizar en esto, pues el artículo sería eterno. Pero si todavía opina alguien que nuestra visión fuera distorsionada, esos nuevos "salva patrias" serán incapaces de hacerle frente a PP o PSOE y seguirán reforzando el miserable espectáculo. ¿Qué hacemos entonces?

Lo primero es NO resignarse. Nuestra propuesta es muy guerrera, de quedarse en casa nada y menos el día de las elecciones. Hay que salir a donde debería estar la política, en la calle. Pero los que ya nos conocéis sabéis en qué nos centramos porque somos unos “constantes” y a los nuevos os decimos lo siguiente: lucha para que el voto en blanco sirva para vaciar escaños. ¡Pero unas pocas sillas vacías no podrían cambiar nada! La fuerza que llevan unas pocos escaños en blanco es mucho más potente que la que pueda llevar un tercer partido con sus escaños manchados. ¿Acaso no correrían ríos de electrones cuando tal acontecimiento se consumara? Los escaños vacíos son corrosivos.

Y hay mucho más... ¿te lo quieres perder?

Rompe de verdad el bipartidismo ilustrado por ti, por los que ya se fueron y por los que vendrán.

Ejemplos de Ley Electoral BI-partidista:

Elecciones generales del 20N:

Votantes PSOE 7.003.511 - 110 Parlamentarios

Votantes IU 20N 1.685.991 -11 Parlamentarios

 

Más datos de las elecciones generales del 20N:

Votantes en Blanco: 333.461

Votantes Nulos: 317.555

Abstencionistas: 11.113.099

Votantes Partido con mayoria absoluta (que parece que confunde con absolutismo): 10.866.566

Datos obtenidos del BOE


¡No nos mires, únete!

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Buy cheap web hosting service where fatcow web hosting review will give you advices and please read bluehost review for more hosting information.

Tenemos 92 visitantes y ningun miembro en Línea