- Voto en blanco computable = Vaciar escaños -

Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario Contraseña: Recordarme

Unión Europea: El Tratado de Lisboa
(1 viendo) (1) Invitado
  • Página:
  • 1

TEMA: Unión Europea: El Tratado de Lisboa

Unión Europea: El Tratado de Lisboa hace 8 años, 7 meses #1092

  • Ocol
  • DESCONECTADO
  • Moderador
  • Temas: 287
  • Karma: 0
Para ir abriendo boca para las europeas, ya que estoy por aquí, enlazo este mensajillo que he subido a mi blog:
ciudadanoenblanco.blogspot.com/2008/05/a...democracia-adis.html

Por si no os habíais enterado, nos están colando el Tratado de la Constitución Europea con nocturnidad y alevosía. Para mí, esto es muy, pero que muy preocupante.

Un eurodiputado blanco sería ahora más importante que nunca...
Última Edición: Por fedro galindo tapias.

Re: Unión Europea: El Tratado de Lisboa hace 8 años, 2 meses #1138

Hola, a tod@s: Creo que no debemos echar en saco roto el tema de la Unión Europea y las Elecciones al Parlamento Europeo que ya están relativamente próximas.
Para mantener vivo el debate y para que todos os animéis a participar (por supuesto a favor o en contra) os copio a continuación tres artículos que considero interesantes.
Saludos. Fedro Galindo Tapias.


HUMANOS Y MERCANCÍA, ¿NO SOMOS YA LO MISMO?

Escrito por Eloy Cuadra Pedrini en la revista digital San Borondón, voz del pueblo
martes, 24 de junio de 2008
Cabría preguntárselo después de ver cómo aceptamos impasibles la Directiva Europea de Retorno de inmigrantes, firmada hace unos días por los países de la Unión, y que entre otras cosas permite que un inmigrante "sin papeles" sea devuelto al desierto de un tercer país que no es el suyo, o sea encerrado hasta 18 meses sin haber cometido ningún delito, o que su destino sea decidido por un administrativo cualquiera, o que un niño inmigrante pueda ir a parar a un CIE o pueda ser devuelto a un tercer país fuera de Europa sin padres ni familia que se haga cargo, cuando es ?no lo olviden-? ¡un niño!
No hay duda, el hombre-cosa "sin papeles" de hoy es material que debe ser desechado de Europa a toda costa. Tenemos la crisis aquí, ahora todo lo que crece es malo (el euribor, el precio del petróleo, la cesta de la compra, el paro, la inseguridad, el miedo, etc.) y alguien tiene que pagar por todos, en este caso, el eslabón más débil, ellos son el chivo expiatorio que cargará con la culpa y apaciguará el miedo del hombre-cosa europeo. Curioso porque durante años el hombre-cosa irregular fue objeto muy preciado por aquí, sobre todo a ojos de los empresarios, eran un elemento de producción barata y rentable, parte imprescindible de la cadena de mercado, culpables del despegue económico de más de un país del viejo continente. Cierto es que ya entonces molestaban a más de uno, aunque, únicamente por ser diferentes, porque más allá de ese detalle no había motivos para quejarse de ellos.
Hasta hace poco no entendía por qué los vemos como mercancías (ahora sí me sirves y te utilizo; ahora no y te tiro a la basura) en lugar de verlos cómo seres humanos que son, y sufren y sienten y necesitan de nuestra ayuda. Hoy, lo tengo bastante claro: el hombre-cosa europeo no puede ver en un inmigrante africano a un ser humano, entre otros motivos porque en su mirada apenas quedan ya rastros de una mirada auténticamente "humana". Occidente es esclavo y deudor de la razón instrumental, la razón científica, una razón donde no ha lugar para el sentimiento, la intuición, los afectos o las pasiones. Todo lo que no pueda ser medido, sumado, restado, desmontado o clasificado no sirve para el hombre-cosa ilustrado. Y más de uno me dirá: ¿a qué viene tanta retahíla con eso del hombre-cosa, el hombre-cosa europeo? ¿Acaso no soy yo un ser humano pleno de derechos y dignidad? Y yo le diré que no, que es sólo una apariencia. Hemos ido tan lejos en nuestro afán cosificador que hoy ya nada escapa a esa mirada fría. Empezamos por intentar clasificar y asimilar a los Otros, a los diferentes, a los inmigrantes, pero cómo no podemos y esa indefinición nos incomoda sobremanera, decidimos echarlos o encerrarlos donde no podamos verlos. Miremos ahora a nuestro alrededor a ver si encontramos relaciones humanas que no estén mediadas por el interés, el beneficio o la instrumentalización. No nos damos cuenta pero siempre, en nuestras relaciones, se cuela el mercadeo, el intercambio, el yo te doy si tú me das: si es nuestro amigo ese amigo tiene que darnos algo, si colaboro con una ONG tienen que desgravármelo de hacienda o mandarme una fotito para que pueda presumir en casa, si practico deportes es por alcanzar fama y dinero, si juego a la política es porque en esa clase se vive mejor, si cuido de mis hijos es para que cuando sea viejo ellos cuiden de mí, y así, con todo lo que miremos. Hemos perdido al amigo que ama porque amar es lo mejor que se puede hacer en la vida, hemos perdido al donador que simplemente disfruta, al deportista que sólo quiere superarse a sí mismo, a la auténtica familia, al político que sólo quería servir a los demás. Nosotros que miramos al inmigrante africano que sufre y sólo vemos una cosa molesta y extraña, nos hemos convertido también en cosa para nuestros semejantes y no lo sabemos. Todavía nos dejan participar en este juego macabro porque aún aportamos algo que alguien usa. Descuidad, en cuanto dejemos de ser útiles seremos apartados, escondidos o desechados, también nosotros, los arrogantes hombres-cosa europeos. Pensad entonces? ¿es eso lo que queremos?
Eloy Cuadra Pedrini


CON NUESTROS VOTOS IMBÉCILES

Javier Marías (El País Semanal, 6-7-08, pág. 98)

Uno de los mayores peligros de nuestro tiempo es el contagio, al que estamos expuestos más que nunca -enseguida sabemos lo que ocurre en cualquier parte del mundo y podemos copiarlo-, y en unas sociedades en las que, además, nadie tiene el menor reparo en incurrir en el mimetismo. Y a nadie, desde luego, le compensa ser original e imaginativo, porque resulta muy costoso ir contracorriente. Es el nuestro un tiempo pesado y totalitario y abrumador, al que cada vez se hace más difícil oponer resistencia. Y así, las llamadas ?tendencias? se convierten a menudo en tiranías.
Una muestra reciente de esta rendición permanente ha sido la aprobación por aplastante mayoría, en el Parlamente Europeo, de la ?directiva de retorno? para los inmigrantes ilegales. Es ésta una directiva repugnante, llena de cinismo y falta de escrúpulos, que a muchos europeos -pero ay, no a los bastantes- nos ha hecho sentir vergüenza de pertenecer a este continente. Como si se tratara de una parodia de Chaplin o de Lubitsch, el ponente y promotor de dicha directiva ha sido un eurodiputado alemán del Partido Popular Europeo, Manfred Weber, que apareció en televisión muy ufano de su vileza y vestido de tirolés, cuando a nadie se le oculta qué clase de gente se viste así, en su país y en Austria. A este individuo grotesco la han dado la razón y sus votos no sólo sus correligionarios franceses (a las órdenes de Sarkozy), italianos (a las de Berlusconi, Bossi y Fini, notorios e indisimulados racistas), polacos (a las de los nacional-católicos Kaczynzky), españoles (a las de Rajoy y sus flamantes ?moderados?) y demás, sino también un buen puñado de eurodiputados socialistas, incluidos dieciséis de los diecinueve que España tiene en la Cámara (a las órdenes de Zapatero). Yo no sé con qué cara se atreverán el Gobierno y el PSOE, a partir de ahora, a proclamarse justos y democráticos y humanitarios, puesto que con sus votos propugnan que se ?retenga? durante año y medio -año y medio- a un inmigrante ilegal cuyo único delito haya sido entrar clandestinamente en un país europeo huyendo del hambre, la guerra y la desesperación. Y asimismo propugna que los menores puedan ser enviados sin garantías a cualquier país, aunque no sea el suyo de origen. Todos sabemos lo que espera a esos críos: en algún punto del trayecto, una red de traficantes que, con el visto bueno de los europeos, se los llevarán a donde les parezca para utilizarlos como les plazca: esclavos, objetos sexuales, combatientes, donantes involuntarios de órganos. Y esto se producirá mientras los gobernantes europeos, con la mayor hipocresía, dicen preocuparse cada vez más por los riesgos que acechan a nuestros menores.
Durante años se ha hecho la vista gorda con los inmigrantes ilegales. Se los ha explotado como mano de obra barata, casi gratuita, y se ha callado convenientemente que eran necesarios para nuestras economías y para que cubrieran los puestos de trabajo que los europeos -ya muy señoritos- se niegan a cubrir. Queremos que alguien recoja la basura y barra las calles, cuide de nuestros abuelos enfermos y de nuestros niños mal criados y consentidos, ponga los ladrillos de las cien mil construcciones vandálicas que han propiciado la corrupción de los alcaldes y la codicia de los promotores inmobiliarios, se ocupe de las faenas más duras del campo y limpie nuestras alcantarillas. Nosotros no estamos dispuestos a ensuciarnos las manos ni a deslomarnos. Que vengan esos negros, sudacas y moros a servirnos, esos rumanos que no tienen dónde caerse muertos y que se prestarán a cualquier cosa, más les vale. Les daremos cuatro cuartos y asunto liquidado. Ahora, sin embargo, nos hemos hecho muy mirados con los cuatro cuartos, porque hay ?crisis?. Hemos visto que algunos de esos inmigrantes delinquen -como si no delinquieran algunos españoles, italianos, alemanes o franceses de pura cepa- y, contagiados por Berlusconi y sus compinches -los cuales no han delinquido, por cierto, no se entiende por qué tienen tantas causas abiertas que los incriminan-, empezamos a pensar que todos esos inmigrantes son unos criminales. Y, como lo pensamos, aprobamos una directiva que los convierte en tales por el mero hecho de existir y haber osado pisar suelo europeo. Se los detendrá hasta año y medio, y sin asistencia judicial, como si fueran presos de ese Guantánamo contra el que los europeos aún nos atrevemos a clamar. Mientras tanto, ese propio Parlamento, quizá en previsión de la próxima escasez de mano de obra foránea y barata, permite también que nuestra jornada laboral alcance las sesenta e incluso las sesenta y cinco horas semanales. Algo nunca visto ni tolerado desde 1917. Y añaden hipócritamente: ?según el libre acuerdo entre contratadores y contratados?. ¿Libre acuerdo? Todos sabemos también lo que ocurrirá. El empleador le dirá al empleado: ?Usted trabaja sesenta horas. Si no le gusta, es libre de no aceptar, pero yo no voy a cambiar mis condiciones?. ¿Y qué creen que contestará el empleado, en una Europa en la que el empleo es precario y en la que se lleva decenios convenciendo a la gente de que se hipoteque de por vida para comprar un piso de mierda que habrán construido esos negros y sudacas a los que toca detener y expulsar? No me extrañaría que de aquí a poco los europeos tengan que envainarse su señoritismo y que volvamos a verlos barriendo calles, solo que durante diez horas al día, seis días a la semana. Esta es la repugnante Europa que construimos, con nuestros votos imbéciles.


LlAMAMIENTO A LA ACCIÓN contra la agresiva agenda comercial
de LA UNIÓN WUROPEA EN ÁFRICA.

Semana Internacional para detener los Tratados de Libre Comercio de la UE
y los países de África, Pacífico y Caribe
23-27 de septiembre de 2008

Nosotros, movimientos sociales, ONGs y organizaciones de base, hacemos un llamado para redoblar los esfuerzos con el fin de parar los Tratados de ?Libre? Comercio, mal llamados ?Acuerdos de Asociación Económica? (EPA por sus siglas en inglés) que la Unión Europea (UE) intenta imponer a los países de África, Caribe y Pacífico (ACP), y que destruirán las economías de éstos países.

Rechazamos los Tratados de Libre Comercio (TLC) propuestos por la Unión Europea y avalados por diversos gobiernos del Sur que solo buscan profundizar y perpetuar el actual sistema de dominación que ha provocado la actual crisis económica, alimentaria, energética y climática que todas y todos estamos sufriendo.

La estrategia de la Unión Europea "Europa Global: Competir en el mundo", supone la profundización de las políticas de competitividad y crecimiento económico que buscan implementar la agenda de sus transnacionales y profundizar en las políticas neoliberales, incompatibles con la lucha contra el cambio climático, la erradicación de la pobreza y la cohesión social.

Cuando comenzaron las negociaciones de los EPA, organizaciones de la sociedad civil de África, el Caribe, el Pacifico y Europa advirtieron que dichos tratados vulneraban profundamente los Derechos Humanos. Apuntábamos que los EPA suponen una amenaza no sólo para los presupuestos públicos, los ingresos de los pequeños productores e industrias locales, para la soberanía alimentaria, los servicios públicos y la integración regional alternativa, sino que también ponen en peligro el derecho y la capacidad de los países para desarrollar unas políticas económicas acordes con las necesidades de su población y afrontar así la crisis global.

Las negociaciones han evidenciado el atropello que los EPA representan. A finales de 2007, la Unión Europea utilizó tácticas manipuladoras y de mano dura en un intento de forzar a los gobiernos africanos a firmar ?Acuerdos Interinos?. Cuando se hizo evidente que ningún bloque económico regional de África aceptaría las demandas de la UE, la Comisión Europea pasó a utilizar estrategias descaradas de ?divide y vencerás?. La UE se aprovechó del hecho de que por razones históricas en África algunos sectores de la exportación tienen una fuerte dependencia de los mercados europeos para sus productos. Con la amenaza de negarles el acceso al Mercado Único europeo, los países más vulnerables de África fueron obligados así a aceptar las demandas de la UE de ?Acuerdos Interinos de Asociación Económica?, socavando con ello las posiciones regionales en las negociaciones. Estos ?Acuerdos Interinos de Asociación Económica? desenmascaran la verdadera cara de la UE. Los ?acuerdos? son un clásico Tratado de ?Libre? Comercio que sirve manifiestamente a los intereses geopolíticos, económicos y comerciales de la UE.

La actual agenda de negociaciones pretende profundizar todo este proceso. La UE tiene intención de cerrar cuanto antes los ?Acuerdos Interinos?, con todas sus escandalosas disposiciones. Además, la UE está ejerciendo fuertes presiones sobre los Gobiernos africanos para ampliar las negociaciones al sector de servicios y para incluir normas obligatorias de inversiones, políticas de competencia y compras gubernamentales. Algo que la ciudadanía rechaza.

En la actualidad es más evidente que nunca, que los EPA son el medio de la UE para consolidar unas relaciones fundamentalmente injustas entre África y Europa. Se trata de una re-colonización.

¡Pero la estrategia de la ?Europa Global? no es solo nefasta para el resto del mundo!

La estrategia relaciona explícitamente las políticas internas y las políticas externas a través del dogma de la ?desregulación? y de la ?competitividad?. En Europa una de las grandes amenazas para la democracia, la justicia, la paz y el equilibrio ecológico, es el Tratado de Lisboa, que está siendo ratificado por las élites sin consultar a la población, y que rechazamos como ya lo hicimos en el pasado. Este tratado refuerza una Europa neoliberal, aumenta la militarización, la exclusión, las desigualdades y la mercantilización, así como endurece las políticas securitarias-represivas. Ello se refleja en un aumento de la precariedad, un ataque generalizado a todos los derechos sociales, en particular a las conquistas laborales. Al mismo tiempo, se acelera la construcción de la "Europa Fortaleza", lo que implica cerrar las fronteras, violando el derecho de asilo y criminalizando a los migrantes y los movimientos sociales.

Nosotros creemos que es necesario un enfoque diferente en cuanto al comercio internacional y a las inversiones, si buscamos acabar con la pobreza, la explotación, la injusticia, y los desastres ecológicos en todo el mundo. Será imposible la construcción de una Europa social, ecológica y democrática mientras que la UE persiga políticas comerciales, tales como las de ?Europa Global?, que sólo favorecen a las corporaciones.

Nuestro propósito es trabajar para construir un mundo basado en principios de paz, de participación ciudadana, de justicia social, de acceso universal a los derechos humanos, de sostenibilidad ambiental, con soberanía alimentaria y donde se reconozca el derecho de los pueblos a la auto-determinación.

Por ello es urgente que nos movilicemos para rechazar esta agenda comercial de la UE.

Con este fin, reclamamos:

? La no liberalización del comercio en la Organización Mundial de Comercio, ni en otras negociaciones comerciales bilaterales o regionales.
? Dejar de financiar proyectos y políticas que contribuyan al hambre, el desempleo, a la precariedad y el cambio climático.
? Cumplir con la obligación de la UE de adoptar objetivos ambiciosos de reducción de emisiones de CO2, por lo menos, del 30 por ciento en 2020 y el 80 por ciento en 2050, y revertir las políticas nocivas que han dado lugar a las crisis alimentaria y climática.
? Una re-localización de la producción: políticas comerciales que reconozcan el derecho a la protección de los mercados y la ayuda pública, así como políticas que promuevan intercambios locales y regionales en vez de exportaciones.
? Una Reforma Agraria y Soberanía Alimentaria: políticas que reconozcan el derecho de los pueblos a elegir sus alimentos y a cómo producirlos, que estimulen los mercados locales y que apoyen la agricultura ecológica de pequeña escala.
? Una re-orientación de la Política Agrícola Común (PAC).
? Comercio Justo: regulación comercial que asegure precios justos para los productores y los consumidores en el Sur y en el Norte.
? Control del lobby de las corporaciones transnacionales.
? Una Política energética sustentable: reducción radical del consumo de energía y uso de energías renovables.
? La gestión pública de los Servicios Públicos.
? La abolición de la Deuda Externa y la anulación de los pagos de toda deuda ilegítima.
? Poner fin a la imposición de todas las políticas económicas de las Instituciones Financieras Internacionales como el Banco Mundial y el FMI (por ej. la privatización, la liberalización y la desregulación).
? Libertad de movimiento para todas las personas. Hacer efectivos los derechos de los migrantes y otras personas víctimas que son desplazadas, consecuencia de las políticas de la UE y las crisis alimentaria y climática.

Felicitamos a los gobiernos de África que han resistido hasta ahora a cualquier acuerdo injusto con la UE. Reclamamos asimismo al Congreso de los Diputados y al Parlamento Europeo que no ratifiquen los EPA, ni ningún otro tratado de libre comercio.

Hacemos un llamamiento a las organizaciones de la sociedad civil que están resistiéndose también a los tratados europeos de ?libre? comercio para que refuercen su solidaridad activa con la campaña internacional para Parar los EPA (STOP EPA).

¡Paremos los EPA!
¡Paremos la recolonización de África!

Lista de firmantes: ... (enviar adhesión a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. )

Agenda (provisional):

Barcelona
Jornada: "¿Qué son los Tratados de Libre Comercio? Relaciones comerciales entre la UE y África"
Sábado, 20 de septiembre

Barcelona
Protesta en las fiestas de La Merced
Miércoles, 24 de septiembre

Madrid
Concentración
Jueves, 25 de Septiembre 2008 - 19:30h.
Sede de la Comisión Europea en Madrid (Pº de la Castellana 46)

Re: Unión Europea: El Tratado de Lisboa hace 7 años, 9 meses #1186

Buenos días a todos: Solamente comunicar a los participantes de este foro que, a partir de finales de este mes de febrero CIUDADANOS EN BLANCO va a comenzar la campaña para las elecciones al PARLAMENTO EUROPEO. Agradeceremos a todos que estén atentos y colaboren con estusiasmo en la campaña. Necesitamos la colaboración de muchos (15.000 firmas) para poder presentarnos. Atentamente os saludo en nombre de Ciudadanos en Blanco. Fedro.
Mientras tanto nos permitimos copiar un artículo de Ecologistas en Acción sobre la insostenibilidad ecológica de la Unión Europea; sabiendo todos que cuanto en nuestros foros de escribe o se copia no es ningún dogma sino un incentivo para la reflexión y el compromiso:

La Unión Europea es insostenible

Ecologistas en Acción ha elaborado un informe sobre la política ambiental de la Unión Europea. La conclusión principal del informe es que la Unión Europea es estructuralmente insostenible.

Ecologistas en Acción ha elaborado un informe sobre la política ambiental de la Unión Europea. El informe tiene dos partes. En una primera se describen indicadores globales que evalúan la sostenibilidad del proyecto europeo. En la segunda se desglosan las políticas concretas que se están llevando en distintos campos.
La conclusión principal del informe es que la Unión Europea es estructuralmente insostenible. Algunos de los indicadores que señalan esto son:
? Huella ecológica: La huella ecológica mide la cantidad de territorio que requiere mantener el consumo de la población europea. Cada europe@ utiliza 4'7 hectáreas, mientras la biocapacidad del territorio es de sólo 2'2 hectáreas por habitante.
? Requerimiento Total de Materiales: Es la cantidad total de materia que necesita la economía de la Unión Europea para su funcionamiento. Este indicador ha ido creciendo paulatinamente hasta alcanzar las 514 toneladas por habitante y año. Además se puede apreciar como la mayoría de esas 514 toneladas son de origen no renovable (88%) y el porcentaje importando crece año a año alcanzando el 39%. Esto hace que los impactos ambientales sean cada vez mayores.
? Normativa ambiental: Al analizar la normativa, la organización ecologista ha detectado que el grado de incumplimiento de la misma es muy alto, y la tendencia general es hacia unos objetivos orientativos y voluntarios, plazos de cumplimiento laxos e incluso eliminación de la ya existente. En cualquier caso, Ecologistas en Acción también ha podido constatar como la normativa ambiental de la Unión es una de las más avanzadas del mundo.
? Política presupuestaria: Comparando los presupuestos destinados a la defensa del entorno y a la destrucción del mismo el balance es muy negativo.
Respecto a las políticas sectoriales Ecologistas en Acción destaca:
En el sector del transporte, la Unión Europea está inmersa en un plan de construcción de más autovías y líneas de alta velocidad (el TEN-T), cuando el transporte ya es el responsable del 21% de las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera (el 80% de las mismas se deben a la carretera).
La Unión Europea es la responsable de la emisión del 24% de los gases de efecto invernadero existentes en la atmósfera. Sin embargo, la Unión no va por el camino de cumplir el Protocolo de Kioto y acaba de poner en marcha un plan de lucha contra el cambio climático totalmente insuficiente que, por ejemplo, permite aumentar las emisiones a España aun más.
En el plano urbanístico el suelo artificializado ha aumentado en los últimos 10 años un 20%, mientras la población sólo lo ha hecho un 6%.
La política agraria de la Unión, la Política Agraria Común, arroja un sobreuso de pesticidas, abonos sintéticos, agua y una preocupante concentración de las subvenciones en la gran producción hacia la exportación. En cambio la agricultura ecológica supone sólo un 3'8% de la que se practica en la Unión Europea, aunque es un porcentaje que está creciendo.
En lo que atañe a la biodiversidad, en la actualidad existen más de 700 especies en peligro de extinción en Europa y la propia Comisión Europea reconoce que los esfuerzos de la Unión están siendo insuficientes.
Por último, la producción de basura ha aumentado un 14% en los últimos años, alcanzando los 515 kg/persona en 2006. En paralelo también se ha incrementado de forma muy importante la producción de sustancias tóxicas, sin que normativas como el REACH estén consiguiendo parar esta tendencia.
El informe completo se puede bajar en:
www.ecologistasenaccion.org/IMG/pdf_cuad...d_estructural_UE.pdf

Re: Unión Europea: El Tratado de Lisboa hace 7 años, 8 meses #1231

Saludos a todos: Dentro de la búsqueda de otra civilización y otra cultura que desde Ciudadanos en blanco defendemos para la justa convivencia de todas las personas y pueblos de la tierra, es necesario mirar y poner la atención en los últimos. Desde esa perspectiva encontramos muy deficiente e injusta a la Unión Europea.
Por coincidir con nuestro pensamiento, copio a continuación un artículo redactado por un militante belga.
Un abrazo. Fedro galindo Tapias.



Texto del mensaje:

COMERCIO: La UE tras los recursos de los pobres

Por David Cronin

BRUSELAS, oct (IPS) - Funcionarios de la Unión Europea (UE) están
delineando una nueva estrategia para otorgar a las empresas
multinacionales un mayor acceso a los recursos minerales y madereros de
los países del Sur en desarrollo.

El bloque europeo importa 80 por ciento de las materias primas que sus
compañías emplean para manufacturar bienes, por lo que sus funcionarios
consideran que los impuestos y otras medidas aplicadas por los gobiernos
de naciones en desarrollo constituyen obstáculos que deben remover.

En noviembre, la Comisión Europea, órgano ejecutivo del bloque, definirá
los lineamientos sobre cómo las empresas de los estados miembro pueden
explotar los recursos naturales de otras naciones, incluso aquéllas en
las que la mayoría de los habitantes viven en la pobreza.

Esa directiva tomará en consideración 450 restricciones a las
exportaciones identificadas por la Comisión, entre las que se encuentran
impuestos a las ventas al exterior para fomentar el procesamiento de
materias primas por compañías locales, subsidios y límites a las
inversiones extranjeras.

Patrick Hennessy, un veterano funcionario de la UE que ha participado en
la redacción de los lineamientos, trazó una distinción entre diferentes
grupos de países pobres, al hablar en una reunión realizada el 29 de
septiembre en Bruselas.

Mientras economías en rápido crecimiento, como China e India, tienen una
gran demanda de materias primas, los países africanos cuentan con
"enormes recursos" pero al mismo tiempo "problemas muy agudos", señaló.

Hennessy afirmó que la UE debe encontrar un "delicado equilibrio" en sus
relaciones con otras naciones. "Es importante tratar de convencerlos de
que vean las cosas como nosotros lo hacemos. Esto suena muy
condescendiente, pero al menos deberían seguir ciertas reglas comunes
como parte de una política industrial sustentable", agregó.

El comisario de Comercio de la UE, Peter Mandelson, señaló que la
Comisión busca incluir cláusulas que prohíban las restricciones a las
exportaciones en todos los acuerdos de libre comercio que negocie. Ya
están contempladas en los alcanzados con Chile y México y esperan lograr
lo mismo con Corea del Sur e India.

Mandelson enfatizó que en las industrias química, plástica y de la
madera, las materias primas representan un tercio del precio de los
bienes producidos en Europa. "La imposición de un impuesto a las
exportaciones puede dejar a una compañía europea fuera del mercado de la
noche a la mañana", dijo.

A su juicio, existen herramientas más específicas y aptas para lograr
los objetivos que se mencionan para justificar las restricciones a las
exportaciones: fortalecer la industria doméstica, aportar a los
gobiernos ingresos fiscales derivados de los impuestos a las ventas
externas, o restringir el comercio de productos sensibles desde el punto
de vista ambiental, como la madera.

"En términos económicos, las restricciones a las exportaciones son una
maza antes que un escalpelo", argumentó.

Pero activistas contra la pobreza consideran que los países deben
conservar la opción de poder restringir sus ventas al exterior.

Marc Maes, de la organización belga 11.11.11 dijo que es "muy
preocupante" que la Comisión Europea haya tratado de convencer a las
naciones africanas de eliminar los impuestos a las exportaciones como
parte de los acuerdos de libre comercio.

"Hay muchas razones por las cuales los países en desarrollo deben
mantener controles sobre las exportaciones de madera, por ejemplo", agregó.

"Es importante para el ambiente, para los pueblos indígenas y para los
fabricantes locales. Tenemos que decirle a la Comisión que eliminar esas
restricciones no es bueno para el desarrollo de esos países", señaló Maes.

El chocolate ofrece un ejemplo sobre la forma en que los impuestos a las
exportaciones son una fuente vital de ingresos para los países pobres.
Casi 60 por ciento de las importaciones europeas provienen de Costa de
Marfil y Ghana.

Caobisco, el grupo que representa a la industria europea de las
galletitas y el chocolate, considera que un derecho de exportación de 26
por ciento aplicado por Costa de Marfil es excesivo. Pero uno de sus
representantes, Tony Lass, admitió que "tienen muy pocas exportaciones
alternativas, por lo que se puede decir que es razonable que pongan
impuestos a las de cacao".

Alfredo Valladao, un académico brasileño que enseña en el instituto
francés de ciencias políticas Sciences Po, dijo que si la UE quiere que
otras naciones eliminen las restricciones a las exportaciones debe
primero considerar cómo sus subsidios a la agricultura perjudican a los
productores de los países pobres.

"Si uno quiere defender la libertad de mercado debe colocar todo sobre
la mesa, incluyendo las restricciones europeas a las importaciones y los
subsidios a la agricultura. Esto implica algunos grandes sacrificios
para Europa", agregó.

"No se puede obligar a un país a exportar algunas materias primas y
otras no. El colonialismo es cosa del pasado", concluyó Valladao.

Re: Unión Europea: El Tratado de Lisboa hace 7 años, 6 meses #1235

Buenos días a todos: Quienes siguen mis comentarios en este foro saben perfectamente mi posición negativa en relación con la ACTUAL Unión Europea, tal como hoy está estructurada. Saben también, por los artículos ajenos que adjunto, que no estoy ni muchísimo menos solo en esta actitud.
Hoy les adjunto un manifiesto desvelando cómo la Unión Europea conculca los derecho humanos más elementales. Un saludo. Fedro Galindo Tapias.

DECLARAN A LA UNIÓN EUROPEA "ARMA DE DESTRUCCIÓN MASIVA DE DERECHOS"
Varios colectivos sociales de todo el Estado se han unido en la campaña ?UE ¿pa' qué?? declarando a la Unión ?arma de destrucción masiva de derechos". La campaña hace su presentación pública anunciando que focalizará su actividad en las próximas elecciones al Parlamento Europeo y en la presidencia española de la UE de 2010.
Las organizaciones englobadas en la campaña ?UE ¿pa' qué?? sostienen que construir una Unión de Estados sobre un modelo socialmente injusto, militarista y ambientalmente insostenible, es violento y antidemocrático. Las políticas de la Unión Europea promueven la precarización laboral, dificultan el acceso a la vivienda, privatizan la educación y la sanidad, fomentan la movilidad motorizada y agravan los problemas territoriales, ambientales y energéticos.
El Tratado de Lisboa no pudo entrar en vigor en enero de 2009 tras el rechazo del pueblo irlandés. Sin embargo, según lo decidido por el Consejo de la Unión en diciembre de 2008, Irlanda debe repetir el referéndum. Para los colectivos sociales, esta farsa evidencia una vez más la necesidad que rienen unos pocos poderosos de imponer sea como sea su modelo y su concepción de Europa: una unión al servicio del mercado y de las multinacionales, que aumenta cada vez más la fuerza de su poder militar, con el objetivo de imponer relaciones injustas e intervenir en otros países, pasando por encima de los derechos de la ciudadanía y de los pueblos.
Y en tiempos de ?crisis?, la UE vuelve a apostar por dar un impulso más a la liberalización comercial. La campaña UE ¿pa' qué? denuncia que la Comisión Europea intente utilizar los mismos mecanismos que nos han llevado a esta crisis para, en teoría, salir de ella.
Los planes de rescate, las medidas políticas salvadoras del capitalismo, así como el acto violentamente antidemocrático de repetir el referéndum en Irlanda, confirman el nulo interés que tiene la UE en ?salvar? a la gente y al planeta: las personas, sus derechos y el entorno, no les importan nada.
La campaña se pregunta ?¿crisis de qué y de quién?? ya que ?necesitamos menos para vivir mejor y en equidad?. Y considera que existen recursos suficientes para que todas las personas tengamos una vida buena, si los distribuimos en base a los criterios de equidad y justicia. Lo demás es barbarie.
La campaña ?UE ¿pa' qué?? la integran: Baladre, CGT, Confederación Intersindical, Ecologistas en Acción, Ekologistak Martxan, Izquierda Anticapitalista, ¿Quién debe quién?, OMAL-Paz con Dignidad, Verdegaia.
28 de enero de 2009
  • Página:
  • 1
Página generada en: 0.99 segundos
Buy cheap web hosting service where fatcow web hosting review will give you advices and please read bluehost review for more hosting information.

Tenemos 92 visitantes y ningun miembro en Línea