- Voto en blanco computable = Vaciar escaños -

Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario Contraseña: Recordarme

Como se intenta lograr vaciar el escaño obtenido
(1 viendo) (1) Invitado
  • Página:
  • 1

TEMA: Como se intenta lograr vaciar el escaño obtenido

Como se intenta lograr vaciar el escaño obtenido hace 5 años, 3 meses #2399

Buenos días, amigos: Como sabéis la coalición Ciudadanos en Blanco-Escons en Blanc ha obtenido tres concejales.
Os copio a continuación el protocolo que han ideado para dejar el escaño vacío, algo nada fácil con la actual legislación. Un abrazo. Fedro.

1. Algunas consideraciones previas.
• Cuando Escons en Blanc concurre a unas elecciones, lo hace ejerciendo un derecho y respetando, como no podía ser de otra forma, escrupulosamente todos los requisitos que marca la Ley.
• Escons en Blanc no esconde su programa. Por el contrario, desde su creación (y antes, incluso, durante la etapa previa de Escons insubmisos), nuestra formación ha venido haciendo un esfuerzo permanente para simplificar y concretar al máximo sus objetivos, intentando así que su mensaje llegue a los ciudadanos de forma clara, precisa.
• Escons en Blanc se presenta a las elecciones con la intención de dejar vacío cualquier escaño que pueda llegar a alcanzar, renunciando a todo tipo de remuneración personal derivada de ese hecho. ¿Para qué? Pues para hacer visible, de manera inequívoca, el descontento con la clase política de una parte importante de la ciudadanía que no se siente representada, para captar la atención de los medios de comunicación y de la sociedad en general, contribuyendo así a generar un debate público centrado en los déficit de nuestro sistema de representación, y para presionar a la clase política y a sus partidos con el objetivo de que se esfuercen mucho más en desarrollar su actividad con ética y respeto. Ni más, ni menos.
• Quien, en el libre ejercicio de su derecho, vota por Escons en Blanc, sabe lo que está votando.
• Escons en Blanc no es un partido antisistema. Escons en Blanc es un partido de demócratas que queremos contribuir a la mejora de nuestro sistema democrático. No tenemos agenda oculta alguna. Cuando no ocupamos un escaño o una concejalía, cumplimos con una promesa electoral, no pretendemos instaurar el desgobierno y sembrar el caos. En la mayoría de los casos, los mecanismos de gobierno de las instituciones permanecen inalterados. Además, si en algún caso no sucediera así, la propia Ley prevé medidas que permitirían superar el obstáculo con normalidad.
• Llegados a tal extremo, sin embargo, entendemos que no sería razonable acusar a Escons en Blanc de haber actuado con irresponsabilidad. Caso de tener que cargar contra alguien, mejor apuntar a los políticos que, con sus actitudes y sus comportamientos a la hora de gobernar y hacer oposición, habrían sido los verdaderos responsables de haber abocado a un amplio sector de la ciudadanía a apoyar nuestra propuesta. No se puede criticar a aquel que simplemente muestra aquello que, a pesar de no ser ningún secreto, permanece oculto.


2. Cómo se materializan los escaños vacíos.
• Una vez realizado el recuento de votos y resueltos los posibles recursos, la Junta Electoral competente expide las credenciales que acreditan la condición de electo de los candidatos correspondientes.
• No es lo mismo ser proclamado electo (hecho que deriva del número de votos obtenidos por cada candidatura) que lograr la plena condición. Para ello, se ha de haber cumplido, como mínimo, con el requisito de juramento o promesa de la Constitución.
• Sólo habiendo logrado la plena condición de electo, se puede ejercer los derechos o prevalerse de las prerrogativas inherentes al cargo, tales como asistir a los plenos, intervenir en ellos, participar de las votaciones, percibir un sueldo, cobrar dietas o beneficiarse de una pensión, por citar algunos ejemplos.
• Además, según la interpretación que hace de la Ley el señor Miguel Pérez-Moneo, profesor de Derecho Constitucional de la Universitat de Barcelona, «los candidatos electos sólo pueden ser privados de tal condición por los procedimientos establecidos en las leyes, ninguno de los cuales es el de no tomar posesión del escaño o del cargo público para el cual han sido escogidos. (...) No es lo mismo no tomar posesión del cargo (no realizando los actos establecidos a tal fin, por ejemplo el juramento o promesa de la Constitución) que renunciar al cargo. En este segundo supuesto sí que ?avanzaría? la lista. En el primero no». Es decir, que aunque un candidato proclamado electo no quisiera adquirir la plena condición, este hecho no sería suficiente para proclamar en su lugar a otro candidato, ya fuese de la misma candidatura o de otra.
• En esta misma dirección apunta claramente uno de los acuerdos a los cuales llegó la Junta Electoral Central en la sesión del 29 de junio de 1999.
• Por lo tanto, a pesar de que no se tiene constancia de que un hecho así haya sucedido antes, hemos de suponer que, para poder alcanzar nuestro deseo (dejar el escaño vacío, renunciando al sueldo correspondiente), bastaría con no hacer acto de presencia para la toma de posesión del cargo durante toda la legislatura. Así, no alcanzando nunca el candidato electo la plena condición, el escaño quedaría permanentemente vacante y no podría obtener ningún beneficio económico.


3. Qué implicaciones comportan los escaños vacíos.
• En el Parlamento, en el Senado, en el Parlamento de Cataluña y en los plenos municipales, la gran mayoría de las decisiones (incluida la elección del presidente y del alcalde) se pueden tomar por mayoría simple. Eso quiere decir que resulta suficiente con sumar a favor la mitad más uno de los votos emitidos, sin tener en cuenta las abstenciones, los votos en blanco, los votos nulos ni las ausencias.
• En este sentido, pues, la presencia de más o menos escaños no ocupados no supondría ningún inconveniente especial.
• No obstante, otras resoluciones tienen que tomarse por mayoría absoluta, es decir, contando con la mitad más uno de los votos posibles. Decisiones como éstas si que se podrían ver condicionadas por la existencia de escaños desocupados, en el sentido de que los partidos gobernantes podrían necesitar llegar a un grado de consenso más
• También parece complicado pensar en esto como una barrera infranqueable.
• El único supuesto en que la presencia de escaños vacíos podría llegar a generar algún contratiempo a tener en cuenta sería que Escons en Blanc obtuviera la mayoría de representación. Entonces, claro, aunque el resto de partidos juntara sus votos, no podrían lograr de ninguna manera una mayoría absoluta.
• En el caso de las elecciones municipales, la Ley prevé un procedimiento específico que se habría de poner en marcha para hacer frente a un escenario como este último y que obligaría a la Diputación Provincial a acabar asumiendo el gobierno del municipio. Dicha institución, sin embrago, sólo podría adoptar acuerdos para los cuales fuera suficiente una mayoría simple.
• La elección del alcalde, la moción de censura del mismo, la aprobación de los presupuestos, la aprobación y modificación de las ordenanzas y reglamentos municipales y la aprobación de la plantilla de personal laboral del Ayuntamiento son algunas de las decisiones que se pueden tomar por mayoría simple.
• De nuevo, parece evidente que no estamos hablando de una situación en la que impere el caos, la anarquía y el desgobierno, y que pueda suponer una amenaza real hacia el sistema democrático.

• Si, continuando con el análisis de este último escenario (mayoría absoluta de Escons en Blanc), ampliamos el alcance del mismo hasta las elecciones al Parlament de Catalunya, rápidamente uno se da cuenta de que nos estamos adentrando en el estéril terreno de la política ficción.
• En las elecciones autonómicas de 2010, CiU, el partido ganador, obtuvo 1202830 votos, superando en más del doble la cantidad obtenida por el PSC, segundo partido más votado, con 575233 votos. A pesar de esta gran diferencia, CiU se quedó a 5 escaños de la mayoría absoluta.

• No es necesario ponerse a realizar complicadas simulaciones con la ley de Hondt para poder hacerse una idea de la cantidad tan enorme de votos que necesitaría Escons en Blanc para conseguir mayoría absoluta en el Parlament de Catalunya (de los que harían falta para obtenerla en el Parlamento o en el Senado, mejor ni hablar).
• Seamos serios (y realistas), mucho antes de que una masa de ciudadanos como ésa estuviera dispuesta a votar un partido como Escons en Blanc, la indignación y la presión popular habrían llegado a extremos tales, que habrían hecho inevitable la implementación de reformas de verdadero calado. Eso o, entonces sí, el caos.
Última Edición: Por fedro galindo tapias.
  • Página:
  • 1
Página generada en: 0.46 segundos
Buy cheap web hosting service where fatcow web hosting review will give you advices and please read bluehost review for more hosting information.

Tenemos 14 visitantes y ningun miembro en Línea